... Brutti, sporchi e cattivi (1976)


FEOS, SUCIOS Y MALOS
de Ettore Scola; con Nino Manfredi.
http://www.imdb.com/title/tt0074252/
-En una proyección gratuita del Centro Cultural Puente Blanco, San Luis.
-La veo de nuevo si me dan argumentos.

¡Bienvenidos a mi nuevo blog! La idea es simple: publicar algunos comentarios de las películas que voy viendo, por el simple placer de repensar lo visto; y por compartirlo con quien quiera leer, antes o después de sumergirse en estos filmes que iré mencionando.
Arranqué con una difícil, pero la idea es ser honesta y contar todo lo que vaya viendo, por vergüenzas o complicaciones que me traiga, así que:

Aunque sienta en este caso no estar a la altura de criticar la película, voy a aplicar aquí, y de ahora en más, mi creencia de que todo espectador tiene su derecho a devolver lo que sea que produjo en sí la obra de arte, por la cual no hay críticos válidos o no, sino sólo con mejores o peores argumentos.
Esta película italiana, en particular, retrata la vida de una enorme familia de clase baja amontonada en una casucha, liderada por un patriarca nefasto; y es por su carácter de "denuncia social" (por decirlo con simpleza), que probablemente necesitaría saber más de su contexto para criticarla con profundidad.
Sin embargo, tomándola directamente como viene, puedo decir que está llena de un impacto estético negativo y si bien eso en un principio afecta también negativamente al espectador (o al menos a mí), a medida que avanza la historia y uno acepta esa burda y fea realidad planteada, se llega a apreciarla y termina gustando (la película, no la realidad). Se nota provocativa, porque si bien "gana" al espectador con un poco de humor, por momentos excede los límites del buen gusto, demostrando que no le importa agradar, sino exponer por completo una situación decadente y con ella su denuncia.
Aunque en situaciones el resto de la sociedad se nos muestra como fondo del acontecer de esta familia, como ella, nunca logramos escaparnos de la casa maltrecha en la que habitan; y es a través de ese encierro que la impresión desagradable inicial que nos causa se transforma primero en aceptación de las reglas de juego, y finalmente en honda y provocadora desazón.

P.D: Se me acaba de ocurrir esto de inventar calificaciones propias, así que allá vamos, de peor a mejor:
  • No debería haberla visto (categoría que no creo llegar a usar, siempre es preferible ver una película, al menos para saber que, paradojalmente, uno no debería haberla visto)
  • No la veo de nuevo aunque me paguen (la famosa película "mala", que en realidad, si a uno le pagaran, sí la vería)
  • La veo de nuevo si me dan argumentos
  • La vería de nuevo (buenas películas)
  • La vería de nuevo, muchas veces más (no necesariamente la vería tantas veces -a ver si se arruina-, es sólo un modo de expresar mi plena satisfacción con la experiencia fílmica)
En este caso, como la película en sí no provoca placer sino lo contrario, aunque me haya gustado como tal, sólo la vería de nuevo si se me agregan elementos como los de contexto que mencionaba antes (ideas del director, sociedad italiana en esa época, etc.). Caso contrario, con esta única visión, por lo pronto, me alcanza.

2 comentarios:

  1. Me encantó este blog, acabo de leer varios comentarios y como coincidí contigo, te voy a leer seguido!

    Julia!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo :) Hasta pronto, Julia.

    ResponderEliminar