... Public enemies (2009)


ENEMIGOS PUBLICOS
de Michael Mann; con Johnny Depp, Marion Cotillard, Christian Bale y Billy Crudup.
http://www.imdb.com/title/tt1152836/
-En Cinemacenter San Luis.
-La vería de nuevo.

Fui a ver Enemigos Públicos habiendo leído elogiosas críticas a su respecto, de diferentes lados. Eso me hacía respetarla desde un comienzo, pero claro, también perder esa entrega completa que uno tiene hacia la pantalla cuando de ella puede provenir cualquier cosa. En cambio yo ya "sabía", y confirmé, el increíble, excelente uso que hace M. Mann de las cámaras HD, mezclando la época que retrata con un tratamiento moderno que logra que las escenas se salgan de la película; como igual sabía que me iba a encontrar con grandiosas interpretaciones. Así que por un lado fue un placer constatar que todavía existe ese buen cine norteamericano que es vibrante y usa provechosamente sus recursos, entre los cuales aquí sobresale el sonido: las peleas resuenan en el cuerpo de uno, con nitidez impecable (destaquemos el llanto de un bebé en la sala que no estaba tan contento como yo con la potencia del sonido).
Pero volviendo al tema de las grandiosas interpretaciones... Si bien esta película es muy buena, me pasó que en algún punto no me cerró, no lo suficiente como cuando uno sale del cine eufórico con ganas de recomendarla, verla de nuevo, saber más sobre la historia verdadera, etc. Y reflexionándolo un poco (tampoco tanto) creo que tuvo que ver el tema Johnny Depp. Si bien el tipo es impecable, y la cámara lo persigue todo el tiempo, creo que el hecho de su figura tan destacable opaca el personaje, algo que no me pareció que ocurriera con los otros tres (Cotillard, Bale y Crudup), que aún siendo bastante populares, se encontraban completamente al servicio de quien encarnaban. Depp, en cambio, era Depp (mejor aún, Johnny D. era Johnny D.).
Si partimos de que en Enemigos Públicos se pretende plasmar la vida (o parte de ella) de un mito norteamericano, el ladrón de bancos John Dilliger, entremezclada con el florecimiento del FBI en tiempos de la Gran Depresión; entonces en mi caso, el mito, mi curiosidad en relación a él, y su contexto, quedó opacado. Quiero decir, o Johnny Dilliger era igual a Johnny Depp o acá algo no salió bien, porque a fin de cuentas la película nos permite atestiguar su último año de vida pero no echa ninguna luz sobre quién o cómo era esta persona, ni la significancia que pudo haber tenido en su entorno (más allá de unas groupies saludándolo o gente dispuesta a encubrirlo). En el link de más arriba, Diego Lerer comenta acerca de ésto como algo planteado así expresamente, como una búsqueda de enfatizar el hacer y no el ser, sin desmenuzar la psicología de los personajes y dejarlos descubrirse a nosotros en la acción. Yo, sin embargo, senti que aún en la acción se ve demasiado a un Depp jugando a ser Dillinger y poco de éste último emergiendo de los hechos. ¿Será tal vez algo pensado para un público norteamericano, que ya conozca más de Dillinger y no necesite mayores análisis? ¿Seré yo que no pude entender a don Dillinger disfrazado de Depp? ¿O será nomás que la sobreexposición de los actores termina jugándoles en contra para tener éxito en su trabajo de reencarnarse? Como sea, no vale la pena enfocarse mucho en ello y sí disfrutar de la película, que buenos tiros y romance nos trae.

3 comentarios:

  1. De un tiempo a esta parte me dediqué a leer tus comentarios antes de ver el film. LLevar una apreciación previa inteligente y sentida, brinda sin duda, un lugar nuevo desde donde ver buen cine. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Me podés decir algo de "La chica del parque"? La dirección es de David Auburn y actúan Sigourney Weaver y Elias Koteas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Anónimo!

    No vi "La chica del parque", pero mirála vos y decime qué tal :)

    ResponderEliminar