... El hombre que corría tras el viento (2009)


EL HOMBRE QUE CORRÍA TRAS EL VIENTO
de Juan Pablo Martínez; con Ismael Serrano y Jazmín Stuart.
-En Cinemacenter San Luis
-La vería de nuevo, si me dan argumentos y por la música.

La premisa básica de El hombre..., como en la mayoría de las películas románticas, es la búsqueda de un hombre del otro y de sí mismo, aquí mezclada con lo inasequible del tiempo y la realidad. Puede sonar lindo, pero antes de seguir debo dejar claro que esta película -basada en un texto de e interpretada por Ismael Serrano-, es cursi. Y no porque sea sensiblera o repita recursos incansablemente vistos en el género romántico sino porque comete ese mismo error que tantas películas argentinas, el de decir lo que se quiere decir y no transmitirlo a través de esa poderosa herramienta que es justamente el cine. Entonces se suceden aquí muchas escenas en que uno se quiere esconder bajo la butaca mientras algún personaje reflexiona sobre sí mismo, la vida o el amor. Además, si bien Ismael Serrano cumple sólo con lo justo para su rol protagónico, casi como un Norah Jones en una My blueberry nights criolla, la contraparte femenina deja mucho que desear. Jazmín Stuart no sólo actúa mal sino que incluso intenta seducir con una mezcla de mujer tonta y típicamente espontánea (obviamente en una escena llueve y ella mira hacia arriba, disfrutando), como si los que vemos la película no supiéramos que ser espontáneo no es decir las trivialidades que se le adjudican en el guión. Puede no ser toda su culpa y algo del personaje, pero a mí me dio la impresión de que otra actriz se hubiera hecho cargo de ser el objeto de tanta pasión homenajeando mejor al sexo femenino.
Aún así, y después de este párrafo criticón, quiero admitir que algo en la película me gustó. Además de ese algo -que creo tiene que ver con el final, con la falta de pretensión de algunas escenas y cierta frescura- la música durante todo el film es preciosa, como también lo es la canción de Serrano, que no pude escuchar con mucho detenimiento, pero funciona perfecta en el cierre. Como boceto de una idea romántica podría funcionar, o tal vez como un homenaje (algo simplón y adulador) por parte de Serrano a la Argentina, pero no llega ni por cerca a ser una buena película, y eso que le puse ganas cuando la veía. Será la próxima.

... Les liens du sang (2008)


LOS LAZOS DE SANGRE
de Jacques Maillot; con Guillaume Canet, François Cluzet y Clotilde Hesme.
http://www.imdb.com/title/tt0942379/
-Bajada de internet.
-La vería de nuevo, dentro de algún tiempo.


Iba a escribir sobre mi experiencia viendo el hit adolescente Crepúsculo, pero como de nuevo mis comentarios iban a ser puras quejas e ironías (ver el post anterior), decidí evitarles el mal trago, y sólo sugerir que no la vean. Así, con toda suavidad -y siempre moviéndonos dentro de la temática sanguínea- paso a contarles sobre otra peli que vi, traducida caseramente por mí como "Los lazos de sangre".


Les liens du sang es una tragedia. Y con decir ésto no le arruino el final a nadie, porque ya desde el comienzo la película ocurre inexorablemente como lo hace la vida misma: las cosas pasan y no hay mucho tiempo para pensar al respecto. Cada personaje es realmente lo que es, y actúa en consecuencia. El argumento (ambientado a fines de los '70) se desarrolla a veces más rápido, a veces más lento, y todo tiene sentido.
Como su nombre lo indica, Les liens... retrata la vida de dos hermanos en una familia no muy especial, uno policía y el otro criminal. La premisa no es tan innovadora como la simplicidad con que se desarrolla, limpia de dramatismos efectistas y bien llevada.
Actúa aquí como par de hermanos una dupla que yo ya había visto en acción funcionar bien: la de Guillaume Canet y François Cluzet, director y actor respectivamente en Ne le dis a personne, un thriller como los de antes -cuando eran buenos- que le ha gustado mucho a mi padre (saludos a mi flia, que me está leyendo). También aparece (entre todas buenas actuaciones) una mujer de lo más extraña y cautivante, que es Clotilde Hesme, la de Las canciones del amor y Los amantes regulares, dos filmes franceses que recomiendo.
Para hacerla corta, si uno no le pide demasiado a esta película, es buena y se deja disfrutar; todo esto aunque no sea feliz y nos deje (en tono de policial) un leve sabor a la amargura de la vida, mezclado con lo siempre dulce que tiene el buen cine.

  • Nota más que al pie: ¿mejor así con márgenes justificados o me hago la desacatada y sólo margen izquierdo?

... My sister's keeper (2009)


LA DECISIÓN MÁS DÍFICIL
de Nick Cassavetes; con Cameron Díaz, Abigail Breslin, Sofia Vassilieva, Alec Baldwin, Joan Cusack y Jason Patric.
http://www.imdb.com/title/tt1078588/
-En Cinemacenter San Luis
-No debería haberla visto, no, no.

Digamos que me gusta tanto Jeff Buckley como para ir a ver un peli hollywoodense que promete ser mala, pero que contiene en su banda sonora un cover (inédito, etc.) cantado por él. Digamos que la idea era ver algo cursi, pero compensado por la rara ocasión de escuchar a Jeff con total nitidez, casi como un recital de una sola canción en un mini auditorio conformado por una sala de cine oscura.
Pero claro está, fui ingenua: los yanquis no se cansan de hacernos sufrir a los latinoamericanos en todas las formas que se les ocurren, y la tortura cinematográfica, aunque una de las menos crueles, es otro de sus medios.
Me fui al cine sin leer nada del argumento, cosa de al menos no saberme las escenas antes de que ocurrieran (como pasa si uno ve el trailer), así tal vez pasaba un buen rato. Sabía algo sobre Cameron Díaz haciendo de la madre de Abigail Breslin y de una de las niñas de Medium, y no mucho más, no podía ser más que un dramón familiar con final feliz. Pero no, My sister's keeper es una gran bola amorfa de golpes bajos tan obvia y cursi y superficial que uno no sabe si la hicieron robots que no tienen idea sobre cómo son los seres humanos, cómo es el dolor, la enfermedad, y todo lo que implica vivir en este mundo. Y menciono la enfermedad porque la película trata, en síntesis, sobre una niña enferma que se la pasa sufriendo de principio a fin, donde ya sabemos que va a morir desde el principio y supuestamente debemos padecer con ella, aunque el resultado es que la niña (pelada, ojos rojos, dientes feos falsos, vomita sangre, El Exorcista un poroto) nos termina dando mucho miedo.
En fin, todos actúan mal, es aburrida, y pasan la canción de Jeff recién en los créditos. Moraleja: no debería haberla visto!! Primera vez que ocurre esta calificación en el blog, y se debe a que más simple hubiera sido guiñarle un ojo al que cuida las salas y pedirle entrar para los créditos finales. Yo qué sabía, pensé que tal vez la pasaban al medio... Eso sí, yo disfruté de mi recital privado, pero si no son Buckleyistas no vean esta ofensa al cine, escrita y dirigida nada menos que por el hijo del director de culto John Cassavetes (y de la actriz Gena Rowlands), quien debe estar muy enojado allá en las nubes.

Comentario


Noto que me voy alejando del formato de comentario de películas en que se describe su argumento, características generales y demás, información en ocasiones útil a quienes no la hayan visto. No es, ni mucho menos, por desdén hacia ellos, que esto ha ido ocurriendo. Al contrario, mi afán en general es recomendar aquello que me gustó y advertir sobre cosas muy malas; y tal vez por eso me suele pasar que dada la enorme disponibilidad de ese tipo de material en internet (descripciones "objetivas" de todo tipo, no sólo en cuanto a línea argumental sino también a cuestiones técnicas y etc.), no encuentro el sentido, y principalmente me parece agobiante, repetir una vez más tales detalles. Mi intento de aporte consiste de aquellas ideas, comentarios, sensaciones que disparó la visión de la película, siempre con el objetivo de compartir (aunque como siempre en la blogósfera, la respuesta no sea demasiada).
En síntesis: así es como viene saliendo, un poco premeditado y otro poco no, y un tercer poco espero que les guste.