... una tesis aprobada!

Interrumpimos nuestra programación habitual para anunciar que la persona detrás del alias Eunice Waymon ha rendido ayer su tesis de licenciatura y está por ello más feliz que lo común.
!!!



Ahora sí, podemos seguir hablando de cine.

... An education (2009)


ENSEÑANZA DE VIDA
de Lone Scherfig (Basada en las memorias de Lynn Barber); con Carey Mulligan, Peter Sarsgaard y Alfred Molina.
http://www.imdb.com/title/tt1174732/
-En Cinemacenter San Luis.
-La vería de nuevo. En realidad venía dispuesta a ponerle un "3- si me dan argumentos" pero subió de 3 a 4 mientras escribía ésto, parece que es de las películas que crecen en la memoria.

Me gustó; es tan simple que a veces roza lo sobreexplicado, pero muy "linda" en todos los sentidos. La actuación de Carey Mulligan, en el rol de una estudiante con todas las herramientas para la libertad -pero seducida por lo que todavía no le corresponde-, es cautivante; con tanta delicadeza y calma en su gestualidad, se compra la pantalla. Creo que es entre ella, los años 1960 siempre perfectos para las películas, y una hermosa fotografía, que el film se hace válido y es tan agradable. Los personajes secundarios son un poco exagerados pero me gustaron también -sobre todo los padres mediocres-, y Peter Sarsgaard, como el "adulto" seductor, hace lo justo a la perfección, aunque cerca de la resolución su papel se vuelve más burdo.
An education no abandona el plano anecdótico, pero retrata tan bien lo que quiere, que tal vez hubiera sido mejor menos publicidad (con las nominaciones al Oscar y todo eso) para que uno se sorprendiera en la sala de cine con una película medianamente sensata en tiempos de Precious, que no pienso ir a ver.

... a Jean-Luc

"Sólo quiero hablar de cine, ¿por qué hablar de otra cosa? A través del cine se habla de todo, se llega a todo."
dijo Jean-Luc Godard.

(En realidad dijo: "Je ne veux parler que de cinéma, pourquoi parler d'autre chose? Avec le cinéma on parle de tout, on arrive à tout", pero porque no sabía español.)




P.D.: Hablando de cine, ¿Vieron el conjunto de cortos "Chacun son cinéma, ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s'éteint et que le film commence" ("A cada uno su cine, o ese pequeño golpe en el corazón cuando la luz se apaga y el film comienza"), que se hicieron en homenaje al sexagésimo aniversario del Festival de Cannes? (http://www.imdb.com/title/tt0973844)
Bueno, véanlos (delen!).

... La frontière de l'aube (2008)


LA FRONTERA DEL ALBA
de Philippe Garrel; con Louis Garrel, Laura Smet y Clémentine Poidatz.
http://www.imdb.com/title/tt1073535/
-Bajada de la red.
-La vería de nuevo.

Cumpliendo con mi promesa por partida doble (Garrel padre y Garrel hijo intervienen aquí), retomamos el camino francés. Sin embargo, no voy a hablar de Louis (a pesar de ser ésta, para mí, su mejor actuación hasta ahora) porque en este caso la película le gana a los personajes, y porque el motivo de este post es darle algunas vueltas a las poderosas ideas y sensaciones que me dejó La frontière de l'aube.
He aquí un film exquisito de Garrel padre, que podría explicarse en función del porvenir de un hombre inocente ligado a la culpa; una historia trágica de amor y de angustia. Pero que esté filmada en blanco y negro logra que la película no sea sobre eso, y cale más profundo: La pantalla se abre desde retratar la belleza en un rostro hacia la más densa oscuridad, circunscribiendo esa grieta, esa frontera que es el alba.
La frontera es aquella entre dormir (¡y cómo duermen!) y estar despierto, entre soñar y la realidad. La frontera que separa la muerte de la vida, y claro que sí, la noche del día. Estos grandes elementos se encuentran conjugados en el film de forma horrorosa y hermosa a la vez, como lo amerita ese abismo entre los polos que hacen pulsar al hombre.
Así, entregarse al sueño parece aquí el escape a lo mediocre (el protagonista dice algo como "nosotros somos la gente que duerme, la gente que hace historia es mucho más común"), pero es también un pozo oscuro que comunica directamente con la muerte. Aceptar la vida, sin embargo, implica esfuerzo, y su claridad esconde banalidad, renuncia. En el medio está una imagen, el reflejo de uno, la separación entre la luz de lo real y las tinieblas. Pero lo que no dice esa imagen es que lo desconocido es oscuro en la medida en que no logramos hacerle un espacio interno, dejar que transpase los límites e iluminarlo para descubrir su verdad; de otra forma, nos traga en su severa absolutez, y entonces llega la muerte.
Así y con todo, los invito a visitar la frontera del alba.