... el final de Lost


LOST - THE END (2010)

He venido evitando hacer comentarios sobre series dado que este es mi espacio consagradísimo al séptimo arte; pero, como sabemos todos, la experiencia Lost escapa al concepto de televisión y su super-capítulo final The End ha sido más que merecedor de elaboraciones posteriores. En mi caso, empecé a ver esta serie desde su primera temporada y me acompañó tantos años que ha sido un placer completar la experiencia de esta forma.
Hay miles de análisis posibles para hacer tanto de Lost en general como en particular de su final, y yo en este caso me voy a limitar a explicar mis 3 razones por las que el último episodio me pareció GENIAL:
[Obviamente, recomiendo leer esto al que lo haya visto.]

1. El "acordarse": Recurriendo a un fenómeno casi de insight, el hecho de que cada personaje completara su ciclo en la historia "acordándose" de todo lo vivido en la isla me pareció un modo fantástico de representar una misión personal, el cierre de aventuras individuales épicas realizadas mediante sus aventuras terrenales -o no tanto-. Si en las primeras temporadas los flashbacks mostraban conflictos que los personajes resolvían mayormente en la isla, en esta nueva realidad "alternativa" la resolución ya había ocurrido pero era preciso recuperarla, hacerla consciente para capitalizarla. Nadie tiene ya que "hacer" nada en particular, como ha sido la línea de toda la serie, sino simplemente ser consciente de todo lo hecho para que su presente sea real o significativo. Y esto se relaciona con lo siguiente genial del capítulo:

2. Los guionistas se tomaron una libertad tremenda y que aprecio en particular, la de quitarle el acento a la resolución en hechos y ponérselo a la conciencia de los mismos. Logran así un nivel de abstracción donde no importa qué pasó exactamente con cada personaje, qué es lo que hizo cada uno, sino lo que eso significa en su leyenda personal. Que la escena de la reunión en la iglesia (y en general, toda la realidad "alternativa") no tuviese un tiempo definido es algo que puede molestar a una mente lineal y mecanicista, pero que se intuye tremendamente cierto cuando vemos que cada uno llega a ese lugar a su propio tiempo. Un lugar que siempre estuvo y que sigue estando, accesible en la medida en que los personajes se "acuerdan".

3. La tercera razón por la cual The End fue genial es su realización técnica/artística, y por supuesto el guión. Los actores también se notaban al nivel de las circunstancias y transmitían lo trascendente que fundaba e infundía todo el capítulo. A pesar de lo que expliqué en los primeros dos puntos, los realizadores de Lost no abandonaron del todo el plano de la acción y resolvieron a la perfección el dilema Jack-Locke con una super batalla a lo Matrix Revoluciones; también le dieron un final conmovedor a Jack, que cierra un círculo completo en su vida como todos querrían, como le corresponde al héroe de la historia. Es verdad que la sexta temporada no venía mostrando el mismo nivel de algunas otras, pero este episodio se remontó hacia lo mejor de la serie y además (como siempre hizo Lost) permite una revisión de toda la temporada con nuevos ojos.

No me queda más para decir, salvo recomendarle a aquel que está fuera de la Lostlocura el pack de las 6 temporadas para un shock de ficción de la buena; o simplemente recomendarle vivir su vida de forma que, cuando llegue el momento de pasar a lo siguiente, encarne verdaderamente su aventura en la isla que es este mundo.

... Offscreen (2006)


OFFSCREEN
de Christoffer Boe; con Nicolas Bro.
http://www.imdb.com/title/tt0418982/
-Bajada;
-No sé si la vería de nuevo...

Este es un experimento más que bien llevado a cabo por el director danés Christoffer Boe (atención a su próxima peli!, se viene otra colaboración con Nikolaj). Planteado en forma de documental, desarrolla la evolución emocional de un hombre solo, en su creciente confusión. El camino hacia la locura, hacia el aislamiento del protagonista, es realizado por Boe en forma diestra y muchas veces cómica, manteniendo la atención del espectador todo el tiempo.
En la medida en que la situación se vuelve más irracional, se destaca la actuación comprometidísima del sujeto principal, una versión muy especial de sí mismo interpretada por Nicolas Bro.
Si Offscreen no termina de ser una buena película es porque se perfila más como un ensayo; a mi me dejó una impresión de ideas abiertas más que de obra completa. Sin embargo, es muy interesante de ver, por su originalidad y por ser otra muestra de que el cine danés es creativo, inteligente y osado. En síntesis, un film impactante, no sólo por sus cada vez más crudas imágenes, sino porque transmite con claridad la locura que habita en el ser humano, en y fuera de la pantalla.

... Carancho (2010)


CARANCHO
de Pablo Trapero; con Ricardo Darín y Martina Gusman.
http://www.imdb.com/title/tt1542852/
-En Cinemacenter San Luis.
-La vería de nuevo.

La de Carancho fue una experiencia intensa porque como película es buenísima, pero impacta lo que se describe, y los recursos que se usan para hacerlo. Digna continuación para la genial Leonera (también recomiendo de Trapero Nacido y Criado, donde el trabajo de Guillermo Pfening es brillante), este film asalta visualmente y se queda en la memoria.
La historia se centra en las tranfugueadas derivadas de los accidentes automovilísticos, pero de ningún modo Carancho (apodo para los abogados a la pesca de víctimas de accidentes, dispuestos a obtener ganancias tanto de las aseguradoras como de las mismas víctimas) se queda en la descripción de una realidad. Ahonda en ella, y mientras nos lleva a las entrañas de la situación -entre hospitales tercermundistas y la saturación de corrupción por todas partes-, con maestra sutileza se va colando un thriller de los buenos.
Martina Gusman ya había deslumbrado en Leonera y aquí no lo hace menos: si bien su trabajo no es transformarse drásticamente, encarna el rol de joven médica con tanta confianza que no queda más que creerle. Por su parte, Darín es el de siempre, pero aquí se nota una muy buena dirección de los actores, para aprovechar de un personaje más o menos conocido aquéllo preciso que la película necesita.
Agresiva, con ritmo impecable y un tratamiento irreprochable de la temática, Carancho es buen cine por donde se la mire, aunque por ello no resulte del todo placentera.

... Stanno tutti bene (1990) y Everybody's fine (2009)


STANNO TUTTI BENE

de Giuseppe Tornatore, con Marcello Mastroianni.
http://www.imdb.com/title/tt0100681/
-Bajada;
-La vería de nuevo.

Me propuse ver esta película antes de arrojarme a la remake que hicieron con De Niro. Sé que probablemente eso ayuda a embarrar la versión norteamericana más de lo que ya debe venir de fábrica (escribo esto antes de ir a ver la yanqui Everybody's fine), pero tenía ganas de empezar con Marcello.
El doblete de "Todos están bien" cuenta la historia de un hombre mayor que, una vez viudo, decide recontactarse con sus hijos diseminados por el país. La distancia emocional entre ellos le impide enterarse de la verdadera realidad de cada uno en la medida que los visita, hasta que el viejo padre orgulloso va siendo acercado inexorablemente al presente de sus hijos y el suyo propio.
El de Tornatore es un film sumamente sensible, que llega bien profundo a las sensaciones humanas no sólo de afecto familiar, sino también a los miedos y el imaginario que los rodea, así como a los recuerdos (genial el sueño/recuerdo en la playa). Así es cómo, con extrema dulzura se nos muestra a cada hijo mantenido niño en la memoria de este padre abandonado, y la angustia de la adultez se hace presente en cada reencuentro.
El Mastroianni de aquí nada tiene que ver con el joven y carismático de 8 y 1/2, pero es igualmente magistral. Además de en el actor, se refleja en el resto de la película el hecho de que haya sido realizada hace dos décadas, un poco por el ritmo lento y otro poco por la estética. Si bien eso le quita algo del impacto completo que me pudo haber causado verla en su época, Stanno tutti bene es sin duda otra genialidad de Tornatore.


EVERYBODY'S FINE
de Kirk Jones, con Robert De Niro.
http://www.imdb.com/title/tt0780511/
-En Cinemacenter San Luis;
-La vería de nuevo si me dan argumentos.

En la segunda ronda de estas películas que nos hacen lagrimear y añorar a nuestros papis, me encontré con mi idolatrado De Niro. No he tenido mucha oportunidad en este blog de hacer alusión a este genio actoral que además me encanta por su glamour neoyorquino, así que aprovecho ahora para alabarlo, si bien la película no lo ayuda como se merece.
Les cuento que intenté acercarme a este film con toda la disposición a que me conmueva, llevando en claro que está dirigida a otra idiosincracia y tratando de adaptarme a pesar de ella. Contaba con el apoyo de diversas ancianas que me acompañaban en la sala de cine, quienes sin duda se identificaban con el abuelo Robert y los abandonos, y desde unas filas más atrás sollozaban en los momentos críticos. Aunque por suerte pude sentir algunas de las escenas como lo que pretendían ser, me encontré con otro escollo que no preveía a la hora de indentificarme con este drama familiar: los norteamericanos no sólo plasman los conflictos a un nivel superficial, sino que les huyen. Voy ahora a desarrollar estas dos ideas:
-Mientras que la película italiana original utiliza efectos surrealistas y conjuga otros y diferentes elementos para ilustrar la sensación de pérdida de los hijos (el sinsentido de criar a alguien que debe abandonarnos y demás), la yanqui abusa de los recortes como si el espectador pudiera confundirse si la historia se desvía o amplía la línea principal. Ejemplos: en el film de Tornatore se incluye un hijo que no sigue el exacto patrón de los demás en los engaños (eliminado en la yanqui, seguramente por "innecesario"), aparece una legión de jubilados que acompaña por un breve tiempo a Mastroianni, entre otros factores que ayudan a crear un clima de evocación, una sensación de que el viaje que hace el protagonista no es sólo hacia sus hijos sino hacia su verdadera vida, cubierta por una niebla de negación pero también de ensoñación. De Niro, en cambio, se restringe a un viaje terrenal -sin duda por culpa de los realizadores y no suya-, pero su aventura carece de profundidad y veracidad emocional. En Everybody's fine, el recurso de los hijos apareciendo como niños ante el padre sólo me resultó efectivo en la escena del hospital con el hijo menor; los sueños no tienen impacto sensorial, y el empeño del padre por ver a feliz a su descendencia queda reducido a un complejo de inferioridad por el cual el personaje de De Niro les impone éxito y clandestinidad a la vez.
-El segundo punto, cuando digo que en la película yanqui se evade el conflicto, se relaciona con esto último que mencioné: El planteo original de querer que "estén todos bien", más que a tener hijos exitosos creo que apunta a esa dificultad inherente a los seres humanos de comunicarse entre sí, extendida a la paternidad. Un padre quiere y teme saber cómo está su hijo, vincularse con él, y probablemente no pueda; quiere y teme que crezca: debe saber quién es su hijo pero al mismo tiempo permitirle delimitarse como un otro a fin de cuentas inaccesible para él. Todo esto, excelentemente retratado por Mastroianni y por la resolución de Stanno tutti benne, es evitado por el film yanqui, que reniega del planteo original no sólo mediante un final feliz sino intentando explicar todo distanciamiento como producto de una falta de sinceridad. Al no animarse a aceptar la soledad de nunca estar seguro de que quien amamos "está bien", el guión de Everybody's fine no transmite nada real y por eso mismo la película fracasa como obra de arte, resultando sólo un dramón para ver por televisión. Una lástima, considerando que con un De Niro protagonista bien se podría haber transmitido todo esto, de haber sido acompañado por realizadores más comprometidos.

... Déficit (2007)


DÉFICIT
de Gael García Bernal; con él y otros.
http://www.imdb.com/title/tt0773318/
-Bajada, no quedó otra;
-La vería de nuevo sólo con muy buenos argumentos.

A esta peli me quedé con ganas de verla la vez que estuve más cerca de ir al Bafici, y que tampoco pudo ser (este año era la tesis o el Bafici). Con sinceridad, es exactamente lo que esperaba. Nada del otro mundo, una pequeña muestra de los contrastes sociales un poquito más marcados en México pero nada lejanos a los argentinos. Por momentos me encontraba esperando que desencadenara en algo más desagradable, crudo o al contrario, algo más anecdótico o "policial" (como una muerte accidental). Sin nada de eso, y manteniéndose en márgenes limitados por lo que quiere mostrar, retrata a la perfección la desorientación de la generación actual, donde hasta al personaje más sensato (la argentina) le falta activar sus neuronas.
Es recomendable en la medida de ser algo visible, con sentido, pero no llega a ser gran cine. Tres estrellas para Gael, dejándome con ganas de ver lo próximo que haga (por ahí hay unos cortos tentadores).

... Crazy heart (2009) y otras


LOCO CORAZÓN
de Scott Cooper; con Jeff Bridges y Maggie Gyllenhaal.
http://www.imdb.com/title/tt1263670/
-En Cinemacenter San Luis,
-La vería de nuevo si me dan argumentos

No tengo mucho para decir sobre esta película simple, bastante bien lograda. Cuando la veía me hizo acordar un poco a la mucho más genial El Cantante (con Gérard Depardieu y Cécile de France) y por eso, a la bidimensionalidad con que los yanquis siempre tratan los distintos asuntos. Esto es algo que ya he mencionado y no voy a caer hoy en repeticiones; queda por destacar, claro, la actuación de Jeff Bridges, y la música, que no por ajena a nuestras almas sudamericanas resulta extraña o desagradable, todo lo contrario. Una linda experiencia country en el cine, sobre todo si uno no va muy predispuesto al peliculón.

Para compensar este post cortito, también les voy a hacer un breve comentario de otras películas que he visto en estos tiempos y sobre las que no tengo mucho para decir. Acá van, divididas en las secciones SI y NO las vean:

SI


La Ola (2008)
de Dennis Gansel; con Jürgen Vogel.
http://www.imdb.com/title/tt1063669/
-Alquilada en dvd.
-La vería de nuevo si me dan argumentos.
Esta es una buena película alemana con el querido Jürgen Vögel (otras a ver con él: Emma's Glück y Ein Freund von mir). Va creciendo desde el inicio, con grandes planteos sobre el fascismo, en una interacción super atrayente entre un profesor de secundario y sus alumnos; al final se queda sin respuestas y no llega a ser lo que podría haber sido -en mi imaginación-.

Love in thoughts (2004)
de Achim von Borries; con Daniel Brühl, Anna Maria Mühe y August Diehl.
http://www.imdb.com/title/tt0325733/
-En Eurochannel.
-La vería de nuevo si me dan argumentos.
Otra peli alemana, mejor que la anterior y con el aun más querido Daniel Brühl. Aquí un tanto joven, rodeado de otros actores muy buenos, en una historia interesante, narrada con ritmo lento y paciencia de guión con sustento. Con atmósfera cautivante de los años 1920 y hermosa fotografía, relata las andanzas de unos muchachos pasionales que piensan mucho. Basada en una historia real, si sirve el dato.

MR 73 (2008)
de Olivier Marchal; con Daniel Auteuil
http://www.imdb.com/title/tt0920470/
-Alquilada en dvd;
-La vería de nuevo si me dan argumentos.
Este es otro de esos infaltables thriller franceses con Daniel Auteuil. Oscuro, negro, no tan predecible y salvable. Es pesada por momentos pero nunca se hunde.

NO


Synecdoche, New York (2008)
de Charlie Kaufman; con Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener y Samantha Morton.
http://www.imdb.com/title/tt0383028/
-Me la pasaron;
-no la veo ni completa!
De vez en cuando uno se encuentra con gente que no sabe qué significa la palabra snob. Uno busca ejemplos para explicarlo, sin saber que esta película es el mejor de todos. Una de esas pocas que decidí dejar de ver (Por eso mismo no hago más comentarios, pero considérense alertados).

Up in the air (2009)
de Jason Reitman; con George Clooney, Vera Farmiga y Anna Kendrick.
http://www.imdb.com/title/tt1193138/
-En Cinemacenter San Luis. Oh, sí, fui a verla al cine...
-No la veo de nuevo aunque me paguen!
No hace falta reclamar por qué nominaron a Oscars (no ganó nada, ¿no?) a esta película, porque esos premios hace rato que no significan nada en cuanto a valoración artística. Pero sí hace falta gritar a los cuatro vientos que Up in the air es terriblemente mala, no sólo por mediocre en todo sentido, sino porque es pesadísima de ver. ¿Es una supuesta alusión a la responsabilidad sobre la crisis económica? ¿Tiene algún reclamo sobre lo inhumano del sistema capitalista? Yo no vi nada de eso, mucho menos con George Clooney en el medio haciéndose el actor.