... Stanno tutti bene (1990) y Everybody's fine (2009)


STANNO TUTTI BENE

de Giuseppe Tornatore, con Marcello Mastroianni.
http://www.imdb.com/title/tt0100681/
-Bajada;
-La vería de nuevo.

Me propuse ver esta película antes de arrojarme a la remake que hicieron con De Niro. Sé que probablemente eso ayuda a embarrar la versión norteamericana más de lo que ya debe venir de fábrica (escribo esto antes de ir a ver la yanqui Everybody's fine), pero tenía ganas de empezar con Marcello.
El doblete de "Todos están bien" cuenta la historia de un hombre mayor que, una vez viudo, decide recontactarse con sus hijos diseminados por el país. La distancia emocional entre ellos le impide enterarse de la verdadera realidad de cada uno en la medida que los visita, hasta que el viejo padre orgulloso va siendo acercado inexorablemente al presente de sus hijos y el suyo propio.
El de Tornatore es un film sumamente sensible, que llega bien profundo a las sensaciones humanas no sólo de afecto familiar, sino también a los miedos y el imaginario que los rodea, así como a los recuerdos (genial el sueño/recuerdo en la playa). Así es cómo, con extrema dulzura se nos muestra a cada hijo mantenido niño en la memoria de este padre abandonado, y la angustia de la adultez se hace presente en cada reencuentro.
El Mastroianni de aquí nada tiene que ver con el joven y carismático de 8 y 1/2, pero es igualmente magistral. Además de en el actor, se refleja en el resto de la película el hecho de que haya sido realizada hace dos décadas, un poco por el ritmo lento y otro poco por la estética. Si bien eso le quita algo del impacto completo que me pudo haber causado verla en su época, Stanno tutti bene es sin duda otra genialidad de Tornatore.


EVERYBODY'S FINE
de Kirk Jones, con Robert De Niro.
http://www.imdb.com/title/tt0780511/
-En Cinemacenter San Luis;
-La vería de nuevo si me dan argumentos.

En la segunda ronda de estas películas que nos hacen lagrimear y añorar a nuestros papis, me encontré con mi idolatrado De Niro. No he tenido mucha oportunidad en este blog de hacer alusión a este genio actoral que además me encanta por su glamour neoyorquino, así que aprovecho ahora para alabarlo, si bien la película no lo ayuda como se merece.
Les cuento que intenté acercarme a este film con toda la disposición a que me conmueva, llevando en claro que está dirigida a otra idiosincracia y tratando de adaptarme a pesar de ella. Contaba con el apoyo de diversas ancianas que me acompañaban en la sala de cine, quienes sin duda se identificaban con el abuelo Robert y los abandonos, y desde unas filas más atrás sollozaban en los momentos críticos. Aunque por suerte pude sentir algunas de las escenas como lo que pretendían ser, me encontré con otro escollo que no preveía a la hora de indentificarme con este drama familiar: los norteamericanos no sólo plasman los conflictos a un nivel superficial, sino que les huyen. Voy ahora a desarrollar estas dos ideas:
-Mientras que la película italiana original utiliza efectos surrealistas y conjuga otros y diferentes elementos para ilustrar la sensación de pérdida de los hijos (el sinsentido de criar a alguien que debe abandonarnos y demás), la yanqui abusa de los recortes como si el espectador pudiera confundirse si la historia se desvía o amplía la línea principal. Ejemplos: en el film de Tornatore se incluye un hijo que no sigue el exacto patrón de los demás en los engaños (eliminado en la yanqui, seguramente por "innecesario"), aparece una legión de jubilados que acompaña por un breve tiempo a Mastroianni, entre otros factores que ayudan a crear un clima de evocación, una sensación de que el viaje que hace el protagonista no es sólo hacia sus hijos sino hacia su verdadera vida, cubierta por una niebla de negación pero también de ensoñación. De Niro, en cambio, se restringe a un viaje terrenal -sin duda por culpa de los realizadores y no suya-, pero su aventura carece de profundidad y veracidad emocional. En Everybody's fine, el recurso de los hijos apareciendo como niños ante el padre sólo me resultó efectivo en la escena del hospital con el hijo menor; los sueños no tienen impacto sensorial, y el empeño del padre por ver a feliz a su descendencia queda reducido a un complejo de inferioridad por el cual el personaje de De Niro les impone éxito y clandestinidad a la vez.
-El segundo punto, cuando digo que en la película yanqui se evade el conflicto, se relaciona con esto último que mencioné: El planteo original de querer que "estén todos bien", más que a tener hijos exitosos creo que apunta a esa dificultad inherente a los seres humanos de comunicarse entre sí, extendida a la paternidad. Un padre quiere y teme saber cómo está su hijo, vincularse con él, y probablemente no pueda; quiere y teme que crezca: debe saber quién es su hijo pero al mismo tiempo permitirle delimitarse como un otro a fin de cuentas inaccesible para él. Todo esto, excelentemente retratado por Mastroianni y por la resolución de Stanno tutti benne, es evitado por el film yanqui, que reniega del planteo original no sólo mediante un final feliz sino intentando explicar todo distanciamiento como producto de una falta de sinceridad. Al no animarse a aceptar la soledad de nunca estar seguro de que quien amamos "está bien", el guión de Everybody's fine no transmite nada real y por eso mismo la película fracasa como obra de arte, resultando sólo un dramón para ver por televisión. Una lástima, considerando que con un De Niro protagonista bien se podría haber transmitido todo esto, de haber sido acompañado por realizadores más comprometidos.

4 comentarios:

  1. Me alegra que alguien se ocupe de hacer la comparación entre el cine estadounidense y el europeo. La distinta profundidad con que se expresan sólo queda manifiesta en estos casos ¿se darán cuenta de la diferencia? Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que sí, que hasta los encargados de la remake se dan cuenta, pero prima el interés de seguir produciendo películas al por mayor.

    Gracias por los continuos halagos :) Igual no pienso hacer extensiva esta comparación de remakes con originales a Brothers (de mi amiga Bier), porque ahí creo que me enojo en serio.

    ResponderEliminar
  3. hace tiempo ya la vi tambien, fue mejor la original sin lugar a dudas , el idioma le dio otro toque , en ingles era como algo mas de melodrama, en italiano me guasto mas algo poetica.

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, y eso que no soy fanática de la lengua italiana! :)

    ResponderEliminar