... Inception (2010)


EL ORIGEN
de Christopher Nolan; con Leonardo Di Caprio.
http://www.imdb.com/title/tt1375666/
-En Cinemacenter San Luis.
-La vería de nuevo, claro! Imperdible en cine.

Bombardeo mediático es el que hemos sufrido con Inception. Desde que salió su trailer, todo aquél que lo mencionaba tenía interés en ir a verla, y una vez estrenada, las críticas excelentes y criticonas llovían por todas partes. Bajo ellas me puse el paraguas -no leí ni una- y cerré los ojos frente a los muchos resúmenes sobre el argumento. Mis únicos datos: el director es Nolan, algo sobre los sueños y Di Caprio (alcanza); desprovista de más detalles, allá fuimos mi entusiasmo y yo (y un sánguche de jamón y queso colado en el cine).
El veredicto: Tre-menda. Tenemos que sumarle el factor subjetivo y aclarar que mi estado anímico no es de lo más estable actualmente, y la película puede gracias a eso impactar mejor, pero la verdad, me sacudió. Empieza (excepto la primerísima escena, promesa de que la cosa va a otro lado) más como una Misión Imposible con efectos especiales (aparte de los de acción, claro); pero cuando aparece la historia del personaje de Di Caprio y su esposa (Marion Cotillard), zas! ahí me mataron. No sé si les ha pasado eso de dormir una siesta (soy del interior, yeah) e irse tan, pero tan lejos en los sueños, que cuando se despiertan de día, a la extrañeza de la luz solar vespertina se le suma una angustia infinita de saltar entre realidades: De sentirse anclada a ésta corporalmente y todavía seguir más frágil, soñando. Bueno, no tengo idea de si eso mismo estaba en la película o es mío, pero el personaje de Cotillard me representó exactamente eso, aún con su actuación de siempre, aún con un guión resuelve-todo.
El resto de la historia es densa (te mantiene la cabeza activa gran parte del tiempo), y a su vez tan simple que no vale la pena contar el argumento. Sí, no tiene la sutileza y libertad con que podría tratar el tema un film europeo, ni una expresividad artística más allá de los límites yanquis, pero eso nadie lo prentendía, ¿o si?. No, no parece un sueño ni tiene clima surrealista, pero a fin de cuentas es esencialmente un thriller. Además de bien llevada (casi 2:30 h), tiene cierta capacidad de encerrarte en la película, y están increíblemente logrados los relatos pseudo-paralelos, así como ese impacto sensorial que les comentaba sobre dormirse de día. Qué más pedirle. En la actuación me dejaron dudas los jovencitos Joseph Gordon-Levitt y Ellen Page, algo así como demasiado comunes para fomentar la trama onírica. Di Caprio sigue siendo el rey. En fin, les recomiendo Inception y me pongo ya mismo a leer todas las críticas que estuve guardando! (Les aviso si me gusta alguna.)



Nota: Sale Tom Berenger! Cuando lo vi me mataba por acordarme el nombre (no pude).

... no muy buenos números

Leyendo los anuncios de las películas en competición para el próximo festival de Venecia, me entero que entre ellas está The Solitude of Prime Numbers, o La soledad de los números primos, dirigida por Saverio Costanzo. Ni sabía que estaba hecha esta adaptación del libro homónimo, obra del encantador físico teórico italiano Paolo Giordano.
Vale aclarar que dicha novela sobre el sufrimiento, por muy bestseller que haya sido/es, y premios que haya ganado (entre ellos el Strega, el más importante de la literatura italiana), no me gustó para nada: superficial, afectada, aunque bastante entretenida (se lee en pocos días). Pero aún así, tengo intriga sobre esta película y planes de verla cuando sea posible.



(Me informan los programadores del festival de Venecia que, por inverosímil que parezca, el autor de la novela NO actúa en la película. Bueno, creo que la veremos igual.)

... Fair play (2006)


FAIR PLAY
de Lionel Bailliu; con Jérémie Renier, Eric Savin, entre otros.
http://www.imdb.com/title/tt0454602/
-Bajada, os cor.
-La vería de nuevo, probablemente.

Un mal para los bajadores de cine, no tan frecuente como molesto, consiste en no conseguir los subtítulos de esa película que va a ser tan fantástica cuando entendamos lo que dicen los actores. Existen casos críticos, como el del cine danés, donde no hay chance alguna de imaginarse qué hay detrás de tantos groben y lygter; pero aún siendo más familiar a nuestros oídos, al francés también cuesta seguirlo, especialmente en este caso: Fair play está construida alrededor de sus diálogos veloces, de modo que no había curso de francés ya hecho que me ayudase a entender las intrigas que se arman en las seis secuencias en que se divide este film. Es así que cuando hace un par de días le conseguí finalmente subtítulos (hace cerca de un año que la tenía), me puse más que contenta: mejor que película que promete, es una película que promete con actores que nos gustan (Jérémie Renier, Marion Cotillard y el GENIAL Benoît Magimel).
Ya vista (y leída), no me decepcionó para nada; Fair Play es una graciosa crítica al capitalismo salvaje, montada en las guerras de oficina de personajes desagradables, involucrados siempre en escenarios de contienda deportiva. El mejor de tales segmentos "deportivos" que la conforman es, sin asomo de duda, el segundo (y a mi parecer el más flojo, el segmento final), entre el personaje de Jérémie Renier y su jefe -un impecable Eric Savin-. Más allá de que actúen algunos de mis actores preferidos, se trata de una propuesta original y recomendable de ver, sobre todo con subtítulos.

... through the looking Glass (2)



Prosigue J. D., unos años antes:

"...Es una mujer irritante, empecinada en sus opiniones, un tipo que B. no soporta. No creo que la viera como es. Una persona desprovista, de por vida, de toda comprensión o gusto por la principal corriente de poesía que fluye en las cosas, en todas las cosas. Podría estar muerta, y sin embargo sigue viviendo, deteniéndose en los almacenes finos, viendo a su psicoanalista, consumiendo una novela por noche, poniéndose la faja, conspirando contra la salud y la prosperidad de M. La quiero. La encuentro increíblemente valerosa."

[de Levantad, carpinteros, la viga del tejado]

Porque tampoco es cuestión de rechazar lo prosaico.

... through the looking Glass



Dijo mi amigo, el genio Jerome David Salinger:

"...Pienso que los versos clásicos chinos o japoneses son, en su forma más alta, expresiones inteligibles que agradan, iluminan o ensanchan al invitado fisgón casi hasta matarlo. Pueden ser, y con frecuencia lo son, especialmente gratos al oído, pero debo decir que por lo general, si el verdadero fuerte de un poeta chino o japonés no reside en reconocer, cuando los ve, un buen níspero, un buen cangrejo o una buena picadura de mosquito en un buen brazo, por largas, insólitas o fascinadoras que sean su semántica o sus tripas intelectuales, o por encantadoras que suenen al tañerlas, nadie en el misterioso Oriente lo tomará en serio como poeta, si es que lo considera poeta."

[de Seymour: una introducción]

Se aplica al poeta japonés, chino o argentino, pero también al cineasta; se aplica a todo el que habla.

... Away from her (2006)


LEJOS DE ELLA
de Sarah Polley; con Julie Christie y Gordon Pinsent.
http://www.imdb.com/title/tt0491747/
-Por I-Sat;
-La vería de nuevo, pero dentro de un tiempo.

Away from her es la ópera prima de (escrita y dirigida por) la también actriz Sarah Polley. Esta canadiense fue la impecable protagonista de Mi vida sin mí (de la Coixet, con quien también hizo La vida secreta de las palabras, en mi lista a ver), un hermoso film con puntos similares a éste del que hablo hoy, en su tono melancólico, sin pretensiones, y sensible.
Un resumen breve sobre Away... seguramente dirá que es acerca de las desventuras de una pareja entrada en años, en la cual la esposa sufre el mal de Alzheimer. Yo agregaría que es también una película sobre la aceptación, sobre el carácter transitorio de todo, y como siempre, sobre la soledad del ser humano. Creo que con el plano inicial/evocación ya demuestra que es un film con corazón, que va a ahondar en nuestra memoria sensible de las cosas; y aunque después se disfrace de un conjunto de situaciones cotidianas bellamente fotografiadas y actuadas, tiene un fondo inasequible, como el del texto que lee el protagonista en una escena, de "Letters from Iceland". Bordada de un frío cálido y de nieve, Away from her es una demostración de que más al norte que el norte se hace lindo cine.