... Looking for Eric (2009)


BUSCANDO A ERIC

de Ken Loach; con Steve Evets y Eric Cantona.
http://www.imdb.com/title/tt1242545/
-Bajada de internet;
-La vería de nuevo.

Embarcada en el universo agridulce, tierno y aguerrido de Ken Loach, del que hace poco les he hablado, era hora para mí de salir en busca de Eric. Esta búsqueda es la un hombre sufrido, un trabajador (Eric, cartero) como cualquier otro, que se encuentra en un estanque de su vida; listo para despegar de él con la ayuda de algunos amigos. Y lo simpático de la película es que entre esos amigos se encuentra una especie de alterego para el cartero Eric, su ídolo Eric Cantona. Este futbolista francés parece ser tan querido por los ingleses como Maradona por nosotros, y es ese estrecho vínculo entre la estrella y su público, entre el hincha y el jugador, el que integrado en la película muestra lo más simple del ser humano y sus afectos.
Más que bien actúa Steve Evets (Eric-cartero), con una fragilidad que empatiza a cualquier público, y acompañado de amigos en la ficción igualmente carismáticos. Leí por ahí, en una entrevista a Loach, que la primera escena en que a Eric-cartero se le aparece su ídolo en persona, tuvo su dosis de realidad: el actor Evets no sabía que Eric Cantona participaría en la película y se las ingeniaron para filmar su auténtica reacción de sorpresa ante la aparición de la estrella del futbol.
Aunque Buscando a Eric tiene un número de escenas super graciosas, es difícil catalogarla como comedia por el peso dramático que tiene la cotidianeidad de este cartero desorientado; pero es tal la ligereza que nos deja en el alma cuando terminamos de verla, que no admite dudas para considerarla como una comedia sobre la tragedia de la vida. (Carol Burnett dijo que la comedia = tragedia + tiempo, siendo reemplazable aquí el tiempo por algo de perspectiva, que es lo que Cantona, a mi parecer, aporta al Eric-cartero. O bien como dijo Aldous Huxley: "En la tragedia participamos, en la comedia observamos"; nuevamente Cantona desde su poster aporta otra perspectiva. Éste se hizo un paréntesis muy largo.)

Hoy ha salido un post enrededado. No se pierdan en él y mejor vayan a ver Buscando a Eric, que además del talentazo de Loach, tiene toda la simpleza que hoy le faltaron a mis palabras.

... Carlos (2010)


CARLOS
de Olivier Assayas; con Edgar Ramírez.
http://www.imdb.com/title/tt1321865/
-Bajada de internet.
-La vería de nuevo.

Ayer comenzó la proyección privada (o sea, en mi casa) de la miniserie Carlos, la cual finalmente conseguí (!), y que esperaba desde el año pasado.


EPISODIO 1
http://www.imdb.com/title/tt1672282/

Miércoles 25: Por ahora he visto el primer episodio, con mucho ritmo, cuenta el comienzo de las acciones "terroristas" de Ilich Ramírez en Francia, como parte del Frente Popular para la Liberación de Palestina, aunque con su propio bagaje de lucha. Me gusta de esta primera parte que no se preocupa en entretener, simplemente entretiene mediante un clima denso de eventos y, sobre todo, diálogos con mucha carga. (Increíble que ésto sea fruto del mismo Assayas que el de L'heure d'été, tan simbólica y lenta.)
Édgar Ramírez arranca muy verosímil como el chacal, con un discurso creíble y una expresión que todavía no alcanza a explicar por completo la naturaleza de este revolucionario tan seguro de sí mismo, con ideas claras, pasión y frialdad. Supongo que eso estará por venir.
Otra cosa notable es cómo la época está retratada con esa atmósfera única de los '70, envuelta del clima internacionalista de los movimientos revolucionarios y mostrando latinos, árabes, orientales y cientos de idiomas en el corazón de Europa.
Esta noche se viene el segundo episodio, que promete mucha acción en Viena y al servicio de Saddam, con un Carlos super canchero con su boina.


EPISODIO 2
http://www.imdb.com/title/tt1672283/

Jueves 26: En la segunda parte se nota un poco más la mano de Assayas, porque eso mismo que yo mencionaba como "no preocuparse por entretrener" es una especie de narración al parecer propia de este director, donde muestra y muestra situaciones, casi a modo puramente descriptivo, y uno se siente observando desde afuera una realidad.
En cuanto al personaje de Carlos, se empieza a vislumbrar un poco más esa antítesis entre el hombre de ideas (representado por otro personaje, Angie), y el terrorista famoso (Carlos), figura mediática con ganancias millonarias, y líder: una antítesis poblada de contradicciones y reflexiones sobre lo que realmente significa hacer una revolución. La lucha anti-imperialista suscita aquí otros imperios, en los que los gobiernos entretejen sus intereses y logran que se diluya la lucha del pueblo entre otras luchas de poder.
Entiendo que al verdadero Ilich no le gustó ni medio cómo quedó retratado en esta ficción, y comprendo que sea así, sobre todo por lo que se parece avecinar en la última parte: un Carlos al servicio de diferentes intereses políticos, pagado por entidades revolucionarias y cada vez más creído de su poderío; también entiendo que el verdadero compromiso con la causa o la problemática de Ilich como persona jamás podrá ser conocida íntegramente, así que sólo nos queda verlo como el personaje que nos decidió contar Assayas.
A excepción de la casi primera hora del Episodio 2, creo que me gustó más la primera parte.


EPISODIO 3
http://www.imdb.com/title/tt1672284/

Sábado 28:
Bueno, con todo Carlos procesado, ahora me veo en problemas de sintetizar la tercera parte, y la "película" en su totalidad. Sabrán perdonar que no esté a la altura de las circunstancias. Algunos comentarios, entonces:
Este episodio es aisladamente muy bueno (es importante que una vez vistos los tres episodios se hace evidente su homogeneidad y ya no es posible compararlos entre sí, sin dudas se trata de una película -muy larga, pero no de una serie-), y no destroza tanto la imagen del incansable Carlos como yo esperaba. A pesar de su eterna huida, su machismo, despotismo y actitud omnipotente, a través de todo ello se mantiene la intención de un cambio hacia afuera, del mundo. Algo de eso menciona el actor Edgar Ramírez en esta corta entrevista (en francés, je suis desolée), donde afirma que en su personaje coexistían equilibradamente una obsesión narcicista por lograr su lugar en la historia, con sus ideales y su voluntad de cambiar el mundo.
Más que eso no puedo resumirles el film: las circunstancias históricas son sumamente interesantes y justifican la mitad de ver la película, siendo la otra mitad la cuestión de replantearse una vez más cuál es el rol de cada uno frente a los imperios que dominan el mundo.

... The road (2009)


LA CARRETERA
de John Hillcoat, basada en la novela de Cormac McCarthy; con Viggo Mortensen.
http://www.imdb.com/title/tt0898367/
-Alquilada en dvd.
-Da para ver de nuevo (no pronto).

The road es la aclamada novela de Cormac McCarthy (también el escritor de No country for old men), publicada en el 2006, y que encuentra su forma fílmica en este largometraje de lo más intenso y desgarrador. Su director es el australiano John Hillcoat (¿o es el observador de Fringe?), quien se destaca en un relato visceral sobre la odisea de un padre y un hijo -sin nombres, como el resto de los personajes- en un mundo devastado.
Respetando la premisa de la novela, el estado apocalíptico del entorno no se explica, sino que sólo sirve como escenario para la lucha del hombre y del niño contra la muerte, contra la entrega al estado animal que implica no mantener el "fuego interior" (como bellamente se bautiza en la película); lucha que no es otra cosa que elegir la vida, en ése o cualquier entorno menos hostil.
La dinámica entre los personajes principales celebra esa continuidad de la vida y la intención necesaria para seguir en el camino, aún sin esperanzas claras o destinos predeterminados. Con actuaciones sensibles y emocionantes, tanto Viggo Mortensen (el padre) como el pequeño australiano Kodi Smith-McPhee (el hijo) alcanzan aquella fibra especial que remite a la esencia del ser humano, y que convierte a The road en una muy buena película.
Éste es un film visualmente diferente, con un clima muy propio y poblado de sensaciones ni tan ajenas ni tan inimaginables, aunque retraten la devastación total. Porque el viaje de los protagonistas no es otro que la empresa de vivir, y denota la dificultad intrínseca de no sólo no estar muerto, sino de ser una persona mientras tanto. Y para eso no hay descanso: En un mundo azotado y gris, la pesadilla es soñar con lo fácil o la felicidad (expresado por los sueños en colores, en el film); es decir, con cualquier cosa que no sea la lucha diaria por mantener el fuego.



Nota: Aquí un diario de rodaje del director.

... algunos programas de tv con buen cine



Fuera de los canales de cable con los super estrenos, quería señalarles dos programas de televisión que vienen pasando cine que me gusta, uno en Canal 7 (Argentina), los sábados por la noche:
Versión original - Conducido por Leonardo Sbaraglia; las veces que me fijé estaban pasando películas de los Dardenne (El hijo), Caroline Link (En algún lugar de África), entre otras, y sin propagandas. Pueden chequear cuál pasan cada sábado a las 22 hs acá en la grilla.

Por otro lado, I.Sat suele tener lindas películas en su ciclo Primer Plano (miércoles 22 hs), pero el canal además hace este mes un "especial" con los films de Linklater, todos los viernes de agosto a la medianoche. Avisé un poco tarde, ya se perdieron la loca y muy buena A Scanner Darkly, y Fast food nation, más comprometida e imperdible también. Pero no se quejen, porque luego de una desconocida por mí Suburbia (viernes 20 a las 12.30 am) se viene la que todos queríamos: Antes del atardecer (viernes 27, mismo horario).

Nota: Los horarios son para Argentina, cualquier cosa fijarse en la página de I.Sat (sólo para Internet Explorer ¡¡!!).

... Sweet sixteen (2002)


DULCES 16
de Ken Loach; con Martin Compston.
http://www.imdb.com/title/tt0313670/
-Bajada de internet;
-La vería de nuevo.

Hoy me toca rendirle tributo a un grande: el director inglés Ken Loach. Maestro como pocos porque en su caso, el ser buen cineasta completa su figura de hombre con ideas; sus películas son afirmaciones, tienen fondo, contexto y corazón.
Una de las primeras suyas que vi es Tierra y Libertad, cruel y apasionado film sobre la guerra civil española narrado a raíz de la historia de un británico que viaja a sumarse a la lucha (con algunas idas y vueltas). Ésta y muchas de las creaciones de Loach (generalmente con Paul Laverty como guionista) han sido premiadas y aprobadas por la crítica, en particular la genialísima El viento que acaricia el prado (Palma de Oro en Cannes '06). Si no la han visto, los invito a dejar de leerme y hacerlo ahora mismo. Protagonizada por Cillian Murphy (super talentoso de la República de Irlanda, quien también participó en Inception pero que no llegué a halagar por cuestión de síntesis), narra las experiencias de dos hermanos durante la guerra de independencia irlandesa a principios del siglo XX, y es de esas películas enteras, enormes, infaltables para cualquiera.
Pero todo esto viene a que vi Sweet sixteen, otro de sus films premiados en Cannes y ahora también por mí.


Martin Compston y Ken Loach

Los días de un joven quinceañero previos a sus "dulces 16" nos entregan en esta película un pedazo de Escocia, un pedazo de la vida de una clase baja que se reiría de las chicas de Limpieza Sunshine. Para lograrlo, Loach se vale aquí (como siempre) de la actuación impecable del debutante Martin Compston, mi nueva adquisición en mi colección de actores preferidos. Compston (Liam, el quinceañero), dueño de un rostro expresivísimo y un personaje más que entrañable, se encuentra rodeado de una familia y un entorno social decadente, donde sus posibilidades a futuro son sólo variantes de esa misma decadencia.
Pero en su caso lo marca algo más, un costado "inocente" paralelo a su madurez callejera, que insiste en reclamar sus necesidades de niño. Quiere a su madre, quiere que esté todo bien, quiere lo mismo que el espectador cuando se adentra en su historia. Y es esta entrega de Liam en su insistencia la que arma un viaje emocional a disposición del público, quien empieza como observador y culmina codo a codo con la tragedia de una vida sin salida: porque aunque esté planteada así desde el principio, su protagonista parece por momentos convecernos de que hay otra posibilidad, una salida.
Sé que este tipo de películas pueden arrancar pesadas (lo cual es subjetivo, no es que se aceleren después, es que luego uno ya está adentro), a lo que se suma cierta reticencia del que mira a visitar realidades no gratas, habiendo otras más coloridas en películas "felices". Pero a esos reticentes les insisto en tener la confianza en que un (buen) realizador como éste, con su don mágico de cineasta, transforma todo detalle negativo, todo personaje extraño y circunstancia no atractiva, en algo a lo que podemos acceder y transitar por el tiempo que dura el film. Así, ya no queda lugar para aburrirse, no existen los golpes bajos, la ficción desaparece como tal y sólo queda una excelente película para disfrutar, en el sentido más amplio del verbo.

... Sunshine cleaning (2008)


LIMPIEZA SUNSHINE
de Christine Jeffs; con Amy Adams y Emily Blunt.
http://www.imdb.com/title/tt0862846/
-Alquilada en dvd.
-No la vería de nuevo.

Si ahora voy a darle con un caño a Sunshine Cleaning, que no deja de ser una película visible, es por dos motivos: el primero es que el universo necesita un equilibrio y -si se fijan- las últimas críticas vienen siendo todas positivas (por lo cual ya se hace necesario despotricar); el segundo es que el film honestamente no está a la altura de otros grandes que vengo viendo, por lo cual pierde en comparación.
Este pequeño drama pretende retratar la vida de la clase media-baja norteamericana, poniendo a sus otrora glamorosas actrices protagonistas a ensuciarse y trabajar como cualquier otro mortal. Pero no pasan muchos minutos para que uno se quede afuera de la trama, expulsado por una falta notoria de "corazón", por actores carismáticos pero no creíbles (Amy Adams casi lo logra) en personajes que no son nadie, en una historia que no nos compele.
La imagen que me transmitió esta película (con ciertas pretensiones de "humor de lo patético") es la de un director intentando reproducir esos films simples (raramente yanquis) donde las escenas cotidianas construyen un drama verdadero. No logrado esto, se obtiene una suma de anécdotas (unas más dulces, otras más amargas) pero que no llegan a ser nada, montadas sobre una casi caricatura de ese emblema que es la mujer limpiando.
Si no tienen otra cosa para ver, véanla, porque no es malísima; pero mi advertencia es que al terminar se siente más bien como una promesa no cumplida, y dan ganas de ver una película en serio.