... mi primera peli francesa en Brasil


VIOLENCE DES ÉCHANGES EN MILIEU TEMPÉRÉ (2003)
de Jean-Marc Moutout; con Jérémie Renier.
http://www.imdb.com/title/tt0376961/
[En un ciclo de cine francés; bastante buena pero simplona].

Para ser más específicos con el tema de la mudanza, ahora estoy en Brasil (a los despistados: antes vivía en Argentina). Para despedirme de Argentina, la última película que vi allá (en cine) fue Igualita a mí y, si bien no preparó el terreno para ninguna nostalgia gauchesca, de todas formas es simpática y la pasamos bien en el cine.
Una más que aceptable bienvenida que me ha dado este país cinéfilamente hablando fue, además del videoclub del que les conté, una peli francesa en el marco de un ciclo anual de cine francés. ¡Y qué película en particular! Ésta tiene historia:
Como a mí me gusta todo lo francés, y sobre todo el cine (francés), siempre la he pasado más que bien en la Semana del Cine Francés (queda como actividad divertida para el lector contar cuántas veces uso la palabra "francés/a" en este post), de la cual me acuerdo haber reportado un par de películas (ésta y ésta). Un día hace un par de años, en que faltaba poco para que comenzara dicha Semana, en la Alianza Francesa me encuentro un folleto con las películas que iban a pasar, y entre ellas zas! una (Violence des échanges... ) con uno de mis actores francoparlantes favoritos: Jérémie Renier, a quien seguro ya he mencionado (pueden buscarlo acá a la derecha en donde dice "Buscar en este blog"). Más que encantada, le comento a todo el mundo que van a pasar Violence... y les muestro, a interesados o no, la sinopsis y la fotito y a Jérémie. Me llevo el folleto a casa para atesorarlo y más tarde, cuando le pego otra mirada: era el del año anterior.
No sólo no la vi en esa Semana de cine (porque no la pasaban, ja!) sino que nunca pude ver esta película en Argentina, así que fue todo un gesto de Brasil el ponérmela a disposición apenas llegada a sus tierras. El paquete francés fue completo: la película fue presentada por un francés (no lo estoy haciendo a propósito para que cuenten más "francés/a", los sinónimos posibles son rídiculos) de carne y hueso, quien después de verla nos introdujo -en portugués- a un debate sobre las implicancias políticas del argumento del film. Esto es porque Violence... es sobre un joven e inocentón auditor embarcado por primera vez en su tarea de realizar, para los dueños de una fábrica que se está por vender, una evaluación de sus empleados (de cara a una reducción de personal).



Por mucho que siempre me gustaron los cine-debate, pocas veces pude participar activamente de ellos por una timidez que me hace difícil decir delante de tanta gente todo lo que les suelto sin remordimientos en este blog. Pero esta vez se vé que la atmósfera franco-brasileña me enloqueció de alguna forma, porque apenas el francés abrió el debate me encontré iniciando una frase sobre esto de introducir el rol de la consultora (para algo así como "tercerizar" el despido) de modo de prevenir la reacción de los empleados frente a los patrones... Abierta ya la boca y emitidas las primeras palabras, internamente me di cuenta de que estaba intentando hacer una reflexión política en portugués, mientras que todavía la gente local no me entiende cuando les pido un poco de pan: algo de pánico sobrevoló mi cabeza, pero por algún motivo yo me sentía cómoda, el francés asentía, y le dí rienda suelta a mi comentario.
Me dijeron que mi aporte se entendió ("me dijeron" = eufemismo para "dijo mi hermana", quien tampoco es Jorge Amado). Qué importa, a mí me gustó la película y participé del debate, así que estoy tan contenta que ni les voy a hacer una reseña en español.

2 comentarios:

  1. Mirá... no vi la película, pero el relato de tus vivencias me pareció un buen libreto para una peli, ja! ja! Es una experiencia comprometida,interesante y divertida, ja!!!

    ResponderEliminar
  2. Tanto como para una película?? A esa no sé si la vería!! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar