... Blanc (1994)

TRES COLORES: BLANCO
de Krzysztof Kieslowski; con Zbigniew Zamachowski y Julie Delpy.
 
http://www.imdb.com/title/tt0111507/
[Alquilada en dvd]
Atendiendo a mi inclinación por las sagas, Bleu no podía estar mejor acompañada en su visión que por Blanc, también llamada La igualdad es blanca. Esta segunda película de la trilogía es (siendo llanamente directos) peor que la primera, pero tiene su clima especial y es muy recordable.
Blanc narra en un tono casi cómico las tragedias de un polaco en su divorcio con una francesa (una jovencísima Julie Delpy), de quien continúa enamorado o al menos vinculado, profunda e inevitablemente. La película arranca con un pequeño guiño a Bleu pero de ahí en más no se preocupa por mantener su clima, sino que se hunde en un mar de tragicomedia y blancura grisácea conformada por la nieve polaca; adornada, igual que el film anterior, de hermosos planos honrando el color que la titula.
Para destacar es justamente ese abandono de la melancolía francesa retratado en Bleu, de la cual se desprende con rapidez al abandonar ese país y transcurrir mayormente en Polonia, permitiéndose así más crudeza y más contrastes. Por otro lado, son también llamativos los planos milimétricamente diseñados por Kieslowski, un director que aparentemente fue muy dedicado y con una visión clara de lo que buscaba plasmar (como lo recuerda Julie Delpy varios años después, en los comentarios del dvd).


En cuanto al concepto de igualdad, me costó encontrarlo en forma transparente en la película, pero mi suposición es que la dependencia entre la pareja protagonista denota eso que tenemos todos, por lo cual nos necesitamos los unos a los otros, y que posibilita los vínculos a través de esa identidad humana que nos iguala.
En síntesis, Blanc me gustó, por su originalidad (sobre todo en los personajes) y carácter propio, donde además la música sigue siendo parte fundamental de la obra. Tal vez me quedaron muchas ideas sueltas, pero no sé si la vería de nuevo.

5 comentarios:

  1. Para cuando Rouge? Un abrazo a la distancia

    ResponderEliminar
  2. Mmmm... si, coincido con vos en que es, de las tres, la peor. Pero a la vez, lo interesante de esta película es que me hizo sentir lo opuesto a Rouge. Me refiero a que te transmite ese pegoteo con los vínculos en dónde en lugar de "soltarlos" cuando se deterioró, quedás enredado en una especie de "vínculo ominoso".
    Pareciera que lo que sigue alimentando al vínculo es más la necesidad de no perder que el sentimiento en sí.

    ResponderEliminar
  3. Perdón, me equivoqué... quise decir que me hizo sentir lo contrario a Blue... no a Rouge...
    hasta pronto :-)

    ResponderEliminar
  4. Claro, entiendo, porque Rouge es una celebración de los vínculos, diríamos.
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar