... The ghost writer (2010)

EL ESCRITOR OCULTO
de Roman Polanski; con Ewan McGregor y Pierce Brosnan.
http://www.imdb.com/title/tt1139328/
[Alquilada en dvd]
The ghost writer me gustó muchísimo. Está sumamente bien hecha, y su desarrollo está tan bien calculado, que incluso nos da el tiempo necesario para apreciarla, en su clima, fotografía y sus planos muy cuidados y pensados.
En particular se destaca un guión sólido de principio a fin, hecho para atrapar hasta al más distraído: Un escritor "fantasma" (aquellos contratados para realizar los libros de celebridades que luego firman generalmente sus biografías, u otros ensayos) es ingresado al entorno de un ex primer ministro que pretende escribir sus memorias, sólo para encerrarse cada vez más en su atmósfera oscura, inhóspita y poblada de intrigas. El resto lo dejo para que lo experimenten al verla, siguiendo las desventuras del "fantasma", interpretado por Ewan McGregor.
Y sobre este último me detengo un minuto:
En sus principios, para mí Ewan McGregor era fantástico. Me acuerdo de haberlo visto por primera vez en la hermosísima Tocando el viento y de ahí en más seguirlo por Moulin Rouge, hasta El gran pez, donde ya no esperaba mucho de él, pero la película lo terminó salvando. En adelante (tal vez desde antes, también) se dedicó a hacer cualquier variedad de cosas, poniendo la misma cara y sin destacarse jamás. Dejó de ser garantía de algo y pasó a ser un actor del montón, al menos bajo mi criterio. En The ghost writer, si bien reitera su actuación por defecto, lo valioso es que integra un par de expresiones simpáticas que le agregan realidad a su personaje y permiten identificarnos con él, de modo que el ingreso al mundillo de la política por parte del escritor sea paralelo al del espectador. Y esto yo creo que es mérito de la dirección (un saludo a Roman), porque sin la inclusión planeada de esos detalles, gestos o comentarios que generan empatía instantánea con el "fantasma", el entorno misterioso que va desenrollando la trama con nosotros adentro no nos encerraría como lo hace.*
Si sumamos entonces al guión excelente y las actuaciones respetables -no sólo de McGregor sino también y sobre todo de Olivia Williams-, una magnífica dirección de Polanski, se obtiene este producto impecable. Pero ahí me detengo con los halagos que pueden perjudicarla o crearles a ustedes mayores expectativas; baste decir que The ghost writer constituye una experiencia imperdible, y un respetable ejemplar del cine de suspenso contemporáneo.


*En referencia al entorno hostil circundante al "fantasma", en el blog del cual tomé prestada esta última foto encontré un inventario gracioso de la prolijidad con que el director se encarga de plasmar el rechazo del medio a nuestro protagonista, empleando cada personaje secundario, situación, y hasta carteles u otros elementos;  rechazo a través del cual nos induce a identificarnos unívocamente con él. Visítenlo

... Love and other drugs (2010)

DE AMOR Y OTRAS ADICCIONES
de Edward Zwick; con Anne Hathaway y Jake Gyllenhaal.
[En Cinemacenter San Luis]
Como me pasa a veces con los reclamos a personas nulas, me suelo plantear si vale la pena discutir o exponer mis argumentos sobre por qué no me gusta una película. Muchas veces es más fácil olvidarla y pasar a la siguiente, siendo tanto más placentero detenerme a contar las bondades de un film excelente o al menos debatible.
Pero teniendo en cuenta que muchas posturas se pueden definir a partir de lo que NO nos gusta o de aquello con lo que NO acordamos, creo que -en la medida de lo posible- hacer el esfuerzo por criticar lo desagradable construye un lugar más firme desde el cual finalmente nos gusta lo que nos gusta o acordamos con lo que creemos verdadero.
Es así que voy a señalar algunos puntos por los que Love and other drugs me pareció despreciable:
1. Una mezcla grosera de géneros (drama, comedia, romance) sin dirección fija ni base concreta. El resultado: cero drama, para nada graciosa, ningún enganche con la pareja protagonista.
2. Personajes traídos de los pelos: personas cínicas que con un sólo diálogo pasan a ser extremadamente humanas y entregadas, conflictos familiares metidos a la fuerza, personajes secundarios ridículos; en fin, caracteres no creíbles.
3. La inclusión de una enfermedad grave sólo para usarla cuando necesaria, pero omisible cuando el guión lo requiere.
4. El tratamiento de las parejas y la sexualidad a lo comercial (la gente se "consigue" y las relaciones sexuales parecen una especie de trámite apurado, todo encerrado en un aura supercanchera), acompañado de una transición a un romanticisimo trágico exageradísimo, creando dos planos en los cuales pocas personas verdaderas se manejan.
5. La triste utilización de los desnudos: generalmente, cuando en una película europea se usan desnudos, los actores emplean tal naturalidad que uno de hecho siente estar asistiendo a una escena íntima; aquí, el actor está tan incómodo y consciente de lo que hace, que la escena pierde importancia y se disocia de la película, reduciéndose a "esa parte donde tal actor sale desnudo".
6. El paupérrimo intento de hacer una crítica al sistema de salud y las drogas (médicas), que sólo se termina tratando (y utilizando) a nivel cool pero sin profundizar en el tema. 
7. Jake Gyllenhaal y su actuación exagerada (¿por qué hace esos gestos con la cara?). A la Hathaway no la critico, pero en esta película no la puedo rescatar.


Por todo esto, y porque me dejó una fea sensación, es que no me gustó Love and other drugs, y (por más educativo que sea ver bofes) preferiría no haberla visto.

... Winter's bone (2010)

LAZOS DE SANGRE
de Debra Granik; con Jennifer Lawrence.
[En Cinema La Plata]
Aunque es una comparación grosera (o simplista), con esta película se me vino a la mente la genial genial Rosetta, de los Dardenne, en el sentido de la imagen de una jovencita ruda, poseedora de tanta belleza como sufrimiento, en un entorno hostil, áspero y frío.
En los dos casos las historias de tensión son sostenidas por actuaciones muy convincentes, de Émilie Dequenne, como Rosetta, y de la que hablamos hoy, Jennifer Lawrence, en una interpretación cautivante que aunque no se aleja mucho de lo que hizo en The burning plain, tiene más poderío y está mejor dirigida por la desconocida y promisoria Debra Granik. Dejando atrás mi superficial comparación con el film de los Dardenne, que es magistral, Winter's bone es igualmente una buena película.


El planteo del film consiste en seguir las desventuras de la protagonista en busca de su padre, y en busca de mantener a su familia (aparece allí una actuación muy buena de John Hawkes como su tío). En varios momentos la cuestión suena como algo ya visto, pero a pesar de ésto la película sale airosa al mantenerse siempre con un mismo tono, siendo rigurosa en el nivel de dramatismo y crudeza simple de la narración.
Recomiendo verla, sobre todo porque es parte de ese cine yanqui independiente que, a diferencia del otro, es más comprensible como arte y más accesible en su discurso para nosotros, al menos para mí. Además, Winter's bone crece en el recuerdo, y ahora que lo pienso, la vería de nuevo.

... Familia rodante (2004)

FAMILIA RODANTE
de Pablo Trapero; con Graciana Chironi y Bernardo Forteza.
http://www.imdb.com/title/tt0359254/
[Alquilada en dvd]
He ido viendo las películas de Trapero en desorden cronológico, y siempre encontrándome con una nueva sorpresa en cuanto a las múltiples variaciones que es capaz de hacerle a su cine humano, tan rico visualmente, y comprometido. Familia rodante, en particular, fue un placer de descubrir como muestra de las capacidades de un buen realizador cinematográfico. Trapero toma aquí una familia en viaje, y sin necesitar más que de su talento como director, la filma en sus múltiples rincones, intimidad y entramado de vínculos, con un pintoresco resultado.
En esta película se combinan paisajes y música argentinos de forma hermosa aunque tosca, más realista que muchas otras, y sin falsos costumbrismos. Y ése es su mérito mayor, porque el simple retrato de este grupo de invidividuos amontonados y en movimiento resulta en una honesta y simpática descripción, sin discurso más que el que emana de la misma ficción (ficción más creíble todavía gracias a un elenco de excelentes y mayormente desconocidos actores). Esto no quita que existan planteos sutiles de fondo, rondando el concepto de familia, acerca de las diferencias entre la vida en la capital y el interior (en Nacido y criado tambien hay una ida al interior que igualmente recrudece los conflictos) y sobre los vínculos en general, gracias a los caracteres bien armados de cada personaje.
Pseudo-documental, comedia, homenaje al país y road movie, drama familiar o film experimental, todo sirve para describir esta película no genial, con una propuesta simple, pero impulsada por mero talento.

... The girl who kicked the hornet's nest (2009)

LA REINA EN EL PALACIO DE LAS CORRIENTES DE AIRE
de Daniel Alfredson; con Michael Nyqvist y Noomi Rapace.
A modo de cierre de los comentarios sobre Millennium, hago la (prometida) reseña más corta de todas:
La parte final* de esta trilogía levanta lo pesado de la segunda y construye un buen suspenso a partir de la recuperación de nuestra protagonista en el hospital; asimismo con el armado del juicio que se encarga de cerrar todo (todo) perfectamente en el desenlace. El personaje de Rapace termina así de construir su mito, dejándonos una Salander inolvidable, y el recuerdo de una historia concluida.
Tengo que asumir que la segunda y tercera película no llegan en ningún momento a la altura de la primera; aún así vale repetir que las tres Millennium son super recomendables como conjunto, por su originalidad en el estilo, pero sobre todo por ser buenos ejemplares del castigado género de los thriller.

*con el nombre más extraño de los tres: Luftslottet som sprängdes (algo así como "El castillo de aire que soplaba" según Google).