... La nostra vita (2010)

NUESTRA VIDA - de Daniele Luchetti;
con Elio Germano, Raoul Bova e Isabella Ragonese.
[En Cinéma Métropole Lille]
La única idea fuerte que me quedó de La nostra vita es acerca de la igualdad que tenemos todos frente a los golpes que la realidad nos da para llamarnos, o más bien en cuanto a los momentos de comprensión de cómo son las cosas gracias a esos golpes de realidad. Quiero decir, no es que alguien menos reflexivo no entienda por momentos el sentido exacto de estar vivo, tanto o más que alguien dedicado a pensar sobre su existencia. El problema suele estar a veces en procesar eso en algo material, artístico o intelectual, o en simple trabajo sobre sí mismo. Entonces, si bien todos somos exactamente iguales en cuanto a número de comprensiones, no parece alcanzar con el "ver todo desde otro lado" que nos regalan los momentos claves de la vida, porque aquello equivale a una iluminación efímera que a fin de cuentas no transforma. Falta un paso posterior que Nabokov llamaría vdokhnovenie o el segundo tiempo de la inspiración, donde se requiere una atención sostenida para trasladar lo comprendido a cualquier idea o producto (para Nabokov, a una obra literaria) que sobreviva a la fugaz inspiración del entendimiento.
Todo esto viene a que el protagonista de esta película, un trabajador de mente estrecha y comportamiento infantil, se enfrenta de lleno a una nueva realidad luego de morir su mujer y de un evento también significativo en su trabajo. Y un punto fuerte del film es mostrar ese nuevo horizonte, cruel e inexorable, que se le aparece al personaje y lo acosa, lo sacude con dosis de aquello que debe aceptar y comprender.
Más allá de si el protagonista tiene éxito o no en su empresa de superación y vdokhnovenie, me gustó ese detenimiento que hace el director en todo el período post-traumático que éste sufre; sobre todo porque la actuación de Elio Germano es tan impecable como para sostener la película entera. Me gustó que los cambios en el personaje sean sutiles, que frente a las crisis sólo se señale la necesidad de sobrevivir y de ver las cosas de otro modo para lograrlo, sin lecciones morales o lugares comunes. Porque esta necesidad es aplicable a todos, y en mayor o menor medida cada uno tuvo que recurrir a ella alguna vez en su vida, de forma que eso nos hermana en el camino.


Mucho más no tengo para comentar, porque como película la sentí un poco débil, con ciertos huecos y sin cuerpo. Actuaciones convincentes, linda fotografía, pero dirección dudosa. Igualmente, demasiado con todo a lo que La nostra vita da lugar para pensar y sentir viéndola, así que a fin de cuentas la reivindico, porque me dejó un recuerdo potente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario