... Melancholia (2011)

MELANCOLIA - de Lars von Trier
con Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg.
[En UGC Ciné Cité Lille]
Podría hacerme la vida más fácil y no comentarles que fui a ver Melancholia, porque tengo miedo a lo que pueda salir de esta reseña. Sin embargo, y un poco para sacarme de encima la nube pesada que me dejó verla, voy a ver si puedo darle una vuelta para que tenga algún sentido.

Punto uno: Película loca, sin dudas. Desde el arranque nomás se permite sumergirnos sin introducción en el planeta espantoso y desolado de la depresión de Justine, el personaje de Kirsten Dunst. Después se mantiene con bastante "lógica" y argumento lineal, pero un ambiente de irracionalidad rodea todo el film. Éste está hecho -sin embargo- de forma más estructurada de lo que pensaba (más incluso que The tree of life, por ejemplo), en dos partes que permiten dos análisis separados:


Punto dos: El primer segmento, desde el punto de vista de Justine, nos presenta y envuelve en su visión angustiosa de la vida. En principio más sutil, y luego ya como una enfermedad, su depresión me produjo empatía por un corto rato y después me puso a pensar en el límite que existe entre la angustia existencial y la sintomática, por ponerle algún nombre. Quiero decir: frente a los eventos frívolos que rodean al personaje, su apatía es casi razonable y no cuesta mucho comprendrer su impresión de sinsentido de todo. A medida que avanzaba esta primera parte la película, pensaba yo que hay un límite donde -a pesar del sinsentido-, la incapacidad de transformar lo voluble de la realidad en algo alegre o positivo es una deformación. O sea, así como las cosas no tienen una naturaleza "buena" o "mala" per se, y un depresivo (al descubrir ésto) no puede encontrar nada de qué agarrarse, su capacidad de despegarse del entorno -si fuera sana- debería permitirle también reinventarlo para su disfrute.

Punto tres: El segundo segmento se ve desde los ojos de la hermana de Justine, Claire (Charlotte Gainsbourg con su aburrida actuación), quien durante la primera parte luchaba por ingresarla en las formalidades de la vida en sociedad, y aquí nos muestra su propio aislamiento. Toda esta parte está muy bien hecha, sobre todo en cuanto se va reflejando cómo su intolerancia a ingresar al mundo de la "melancolía" (hay toda una metáfora planetaria al respecto que no vale les comente) es una resistencia inútil a aceptarse en el mismo lugar que su hermana. Y también, que la convierte en alguien no preparado a la transformación final de descubrirse allí en la angustia, para ir hacia quién sabe dónde.


Me debo haber perdido miles de símbolos, pero el principal (el de los planetas y demás) me gusta tomarlo a mi manera, como acabo de decir: el final no tiene por qué ser tan simple como parece, y al fin y al cabo toda la película puede interpretarse como una reivindicación de la melancolía en cuanto modo de desapego. No porque sea necesario reinvindicarla, sino porque en tiempos de crisis no sirve mantenerse apegado a viejas estructuras, ni dejar de descubrir universos nuevos que nos puedan rescatar de este otro que ya explota.

Mi veredicto final: un poco snob, pero interesante.

... dos avant-premières a esperar!

Noticias emocionantes para mí:

El nuevo film de Christophe Honoré, Les bien-aimés, a estrenarse el 24 de agosto en Francia, podrá ser visto (por mí!) en avant-première el próximo 23. No es que un día haga la diferencia, el factor emocionante en este caso es que será la primera vez que veré a don Louis Garrel en pantalla grande. La película: Un musical, con los actores de siempre de Honoré, pinta bien.


La que sí llegará mucho antes de su estreno oficial es la nueva obra de la todopoderosa Julie Delpy (como en las suyas anteriores, escribe, dirige y actúa): Le Skylab, que sale oficialmente en Francia el 5 de octubre, pero podré verla durante la semana del 11 al 18 de septiembre.


¿La razón del adelanto? Un festival que me tiene entusiasmada, el cual aportará muchas avant-premières prometedoras y al parecer participación de los realizadores: El CINESUN, que se viene para los que estamos al norte.

¡A esperar con impaciencia!

... Bridesmaids (2011)



Ayer fui a ver la comedia Bridesmaids con (y escrita por) la simpatiquísima Kristen Wiig de Saturday Night Live, y resultó realmente divertida! Difícil reírse un rato con el humor yanqui, así que la rescato. Tal vez tiene algo que ver mi deleite con lo bien que me cae Kristen en sus sketch de SNL, pero cómo no quererla:
Perdón por los videos en inglés, de cualquier forma el humor es intraducible!